viernes, 27 de abril de 2012

Y llegó el gran día

Ayer fue la entrega de los premios Sigmar. Un momento hermoso para mí, de esos que perdurarán en mi memoria para toda la vida. 
Por primera vez sentí que estaba más cerca de lo que siempre soñé, que mis palabras llegaran a quienes estaban destinadas, los chicos para quienes escribo. 
Y el afecto que me rodeó hizo de este instante algo mágico e increíble.
Gracias a Norma Huidobro, Ana María Shua y Alicia Salvi, jurado de lujo que me otorgó la mención.
Gracias a Daniela Feoli y Florencia del Campo, editoras amorosas que creyeron en mi novela y la preseleccionaron.
Gracias a Florencia Converso por su cariño y sensibilidad.
Gracias a Roberto Chwat, presidente de Sigmar, por valorar mi obra y decidir editarla.
Gracias a mis compañeras de premio Márgara Averbach, Adriana Maggio y Laura Ormando por su calidez y su talento.
Gracias a Boris, Matías, Tobías y Mauro, mi familia incondicional.
Gracias a mi madre por su presencia.
Gracias a Gabriela, Guillermo, Belén y Andrés, amigos de "fierro" siempre presentes.
Gracias a Pilar Muñoz Lascano, Laura Rozemberg y Raquel Barthe por acompañarme.
Y gracias a todos los que, sin estar físicamente presentes, sé que estuvieron a mi lado, sé que acompañan mi felicidad.

Con Florencia del Campo y Alicia Salvi


Roberto Chwat, Ana María Shua, Norma Huidobro y Alicia Salvi



Con Guillermo, Gabriela, Belén y Andrés


Florencia Converso, Roberto Chwat, Norma Huidobro, Alicia Salvi y Ana María Shua


4 comentarios:

Elizabeth Conigliaro dijo...

Ines, merecidas felicidades por tan valioso talento. un fuerte abrazo! Eli

María Inés Garibaldi dijo...

Gracias Ely, besos

Cecilia GORA dijo...

Realmente, qué lindo momento, qué feliz se te ve!!! FELICITACIONES!

María Inés Garibaldi dijo...

Gracias, Cecilia!!!